Make your own free website on Tripod.com

GRÁFICOS  

Reynaldo Moya

Grau 

EL Peruano del Milenio

GALERÌA DE FOTOS DE GRAU

TIEMPOS

PRE

HISPÀNICOS

LA

CONQUISTA

HISTORIA DE TALARA

 

LA CONQUISTA EN PIURA 

Presentación

Índice

Contenidos

Capítulo I

Gráficos

Mapas

 

     
 

FRANCISCO PIZARRO

Nació en la ciudad de Trujillo, provincia de Extremadura en España en 1478.

Hijo de un  hidalgo y de una modesta mujer. De niño y joven vivió en el campo y era pastor de cerdos. Por haberse perdido unos animales hulló a Sevilla y se enrolló en el ejército del gran capitán González Fernández de Córdova que iba a Italia. En 1502 se unió a los soldados contratados por Nicolás Ovando nombrado gobernador de La Española (hoy isla de Haití). Después participó con Alonso Ojeda en la conquista de lo que ahora es la costa norte de Colombia, conocida entonces como Uraba o Nueva Andalucía, donde en 1509 fundó la ciudad de San Sebastián, la primera de América del Sur, que después se llamó Santa María de la Antigua. En 1513 luchaba junto a vasco Núñez de Balboa, descubridor del mar del Sur u oceáno Pacífico. Ocupó importantes cargos en Panamá y se asoció con Diego de Almagro en negocios ganaderos.

   

 

 

DIEGO DE ALMAGRO

Nació en la ciudad de Almagro, de la provincia Ciudad Real. De padres muy humildes, nada se conoce de su infancia. De joven dejó su pueblo y se estableció en Ciudad Real, capital de la provincia del mismo nombre. Allí desempeño modestos puestos hasta que un día en una pendencia mató a un hombre por lo que huyó a Sevilla en 1514 cuando ya tenía 34 años. Allí se enroló en las fuerzas de Pedro Arias Dávila, que había sido nombrado gobernador de Panamá, llamada por entonces Castilla de Oro. Pronto Almagro hizo amigos por su caracter franco, por su valor y por su generosidad. Conoció a Francisco Pizarro y formaron una empresa ganadera. Ambos eran analfabetos.

   

 

 

EL PILOTO RUIZ Y LA BALSA TALLAN

En el segundo viaje  de Pizarro, realizado  en marzo de 1526, partieron dos barcos, y llegaron hasta la desembocadura del río San Juan. Allí desembarcó temporalmente Pizarro y envió al piloto  Bartolomé  Ruiz en un barco a explorar la costa sur.  Cuando ya había navegado bastante y estaba en alta mar, pudo apreciar Ruiz, que a lo lejos se veía una barca grande con una vela latina. El marino español se sobresaltó mucho al pensar que otros españoles se les habían adelantado en la empresa de conquistar el Perú, porque bien conocía que los indios usaban pequeñas balsas sin velas. Pero su asombre fue mayor, cuando al acercarse, vio que era una gran balsa india  con vela tripulada por 20 nativos hombres y mujeres. Hay algunos historiadores que aseguran que la balsa era ecuatoriana, pero la mayoría  de cronistas e historiadores afirman que era   de Tumbes. . El cronista Cieza de León, dice que cuando Ruiz preguntó a los indios su procedencia, “respondieron  quellos eran de Tumbez que salían a dar guerra a los de la Puná que eran sus enemigos”. Luego se acercaron otras  4 balsas más.

   

 

   

PIZARRO EN LA ISLA DEL GALLO

 

  La isla del Gallo está situada frente a la costa central de Colombia. Como tenía pocos recursos para sostenerse, Pizarro se trasladó a otra isla más al norte  llamada La Gorgona y allí espero a Almagro.

   

 

 

LA CAPITULACIÓN DE TOLEDO

Nunca pudo imaginar Francisco Pizarro, que él, el  hijo bastardo de un pobre hidalgo de la provincia de Extremadura, que de joven nunca tuvo escuela, y era un don nadie sin oficio ni beneficio, que huyendo de la pobreza se metió a soldado; se iba a sentar décadas más tarde, frente al hombre más poderoso de la tierra como lo era el Emperador Carlos V de Alemania y rey Carlos I de España, para discutir los términos de una Capitulación, que a la postre le dio a Pizarro, un inmenso poder, títulos de nobleza y la posibilidad de ser poseedor de mucha riqueza, como en efecto lo logró poco tiempo más tarde. El 26 de Julio de 1526, en la ciudad de Toledo, la reina madre doña  Juana,  firmó las capitulaciones que autorizaron a Pizarro conquistar las tierras del Tahuantinsuyo, que se llamarían en adelante  Gobernación de Nueva Castilla, casi tres veces más grande que la propia España, de la que sería Gobernador Pizarro al quien también se le concedió el uso de un escudo con el águila imperial.

   

 

   

EL CONTRATO DE PANAMÁ

 

Para iniciar la conquista de las tierras que llamaban del Perú, los tres socios: el clérigo Hernando de Luque y los capitanes Francisco Pizarro y Diego de Almagro, firmaron el 10 de mayo de 1526, firmaron un contrato al estilo de una empresa mercantil, donde se comprometían a repartir las ganancias por partes iguales.

   

 

 

LOS TRES SOCIOS COMULGAN DE UNA MISMA HOSTIA

Tras firmado el contrato para la conquista del perú, el clérigo Fernando de Luque, ofreció una misa en la que los tres socios: Luque, Pizarro y Almagro, comulgaron de una misma hostia, lo que equivalía poner a Dios como testigo.

La misa se celebró en el templo de Panamá.

 

   

 

 

LA BATALLA DE TUMBES

Los indios tumbesinos se dieron pronto cuenta que los españoles no eran los dioses que creyeron inicialmente.

Conociendo que eran codiciosos, que se apoderaban de los objetos de oro sin importar que eran ídolos y que violaban a las mujeres, resolvieron resistir.

Las primeras acciones se realizaron cerca de Tumbes antiguo en la margen izquierda y como no pudieron hacer frente a la caballería de Soto, pasaron al otro lado con su curaca Chirimasa o Chilimasa, resistiendo 15 días, pues sólo se defendían con flechas y porras.

   

 

 

HERNANDO DE SOTO

Nació en en 1590 en Jerez de Extremadura. Era hidalgo de nacimiento y poseía buena educación. En 1514 vino a América con Pedro Arias Dávila al igual que Almagro. Era muy joven, no obstante fue capitán. En la conquista de Nicaragua logró riqueza y poder. Cuando Pizarro estaba en la isla Puná se le unió con dos barcos, soldados y caballos

Al frente de la caballería de Pizarro venció a los tumbesinos. Después penetró hasta Caxas y Huancabamba. Fue enviado por Pizarro como embajador ante Atahualpa, del cual se hizo amigo cuando estuvo prisionero.

En 1536 volvió a España, se casó y se le autorizó a conquistar La Florida donde murió en 1542 de fiebres.

   

 

 

LA CRUZ DE LA CONQUISTA

Hay varias versiones sobre esta cruz. Fue utilizada por Francisco Pizarro en la conquista de Tumbes. Luego dentro de la colonia fue trasladada al templo de La Merced que después fue cuartel de artillería, donde luego se construyó el local del arzobispado de Piura.

En 1907 el prefecto de Piura la obsequió al presidente José Pardo que visitaba Piura, entregándola a un museo de Lima.

En 1960, fue traída con motivo del Congreso Eucarístico celebrado en Piura.

Desde 1990 volvió a Tumbes

Es pues una cruz viajera.

   

 

   

LLEGAN EMBAJADORES A POECHOS

 

Estando Pizarro en Poechos, no sólo recibió a los  curacas del valle del río Turicarami y alrededores, sino a otros que decían iban a presentar saludos de parte de Huáscar y Atahualpa

El dibujo corresponde al cronista indio Guamán Poma de Ayala

 

   

 

 

LA MUERTE DE LOS CURACAS

Habiendo Pizarro salido de Poechos para ir a recibir a los españoles que habían llegado a Paita, el 1º de agosto, procedentes de Tumbes, supo que un grupo de curacas y notables tallanes atahualpistas conspiraron en su contra, los capturó condenándolos al suplicio de la hoguera. Así murio el curaca Amotape y otros doce.

 

   

 

   

LA FUNDACIÓN DE SAN MIGUEL

 

Se trata de un cuadro idealizado por el autor de la obra, por que sobre tal ceremonia no existe ningún relato

   

 

   

WILLIAM PRESCOTT

 

Historiador norteamericano nacido en Boston en 1796. Estudió en Harvard y siendo muy joven perdió el ojo izquierdo. Viajó a Europa y se interesó por los estudios de historia.

En 1843 escribió "Historia de la conquista de México" y en 1847 "Historia de la conquista del Perú"

 

   

 

 

RAÙL PORRAS BARRENECHEA

Historiador y diplomático. Nació en Pisco en 1897. En San Marcos estudió en la facultades de Letras y de Ciencias Políticas y Administrativas. En 1920 se inició en la carrera diplomática. En 1931, en San Marcos asume la cátedra de Historia de la Conquista y de la Colonia.

Escribió más de 20 obras de Historia del perú, uno de las últimas "Pizarro", es una de las mejores biografías del conquistador.. Su parcialidad a favor de Pizarro le hace perder objetividad y ser injusto con Almagro.

 

   

 

   

EL ARCÁNGEL SAN GABRIEL

 

Se le representa siempre montado a caballo y con una lanza combatiendo al demonio.

Los españoles tenían mucha fe en él y creían los ayudaba en sus luchas contra los musulmanes y los indios.

Pizarro era devoto de San Miguel y aseguraba que lo había ayudado en los combates de Puná y Tumbes

 

   

 

 

LA CRÓNICA DE JEREZ

Portada del libro titulado "Verdadera relación de la conquista del Perú y provincia del Cuzco llamada la Nueva Castilla" del cronista Francisco de Jerez.

Jerez habìa nacido en Sevilla en 1497 y llegó a América con Pedrto Arias Dávila, al igual que Almagro y Soto. En Panamà o Castilla de Oro fue escribano, y fue por eso que lo tomó Pizarro cuando inició la empresa de conquistar el Perú, en 1524, para que hiciera una relación de todo lo que ocurriera. Estuvo en los primeros viajes y en la isla del Gallo, pero fue de los que prefirió dejar a Pizarro y regresar a Panamá. Pero se embarcó en la tercera expedición y relató el viaje de Pizarro a Tumbes y la fundación de San Miguel, pero fatalmente no puso fecha.

   

 

 

FRAY TOMÁS DE SAN MARTÍN

Fue uno de los frailes de la orden de Santo Domingo que estuvo con Pizarro en la fundación de San Miguel. Había profesado en 1498.

Nacido en la ciudad española de Córdova en 1482 y fue fundador de la universidad de San Marcos.

Decidió pasar al nuevo mundo cuando Pizarro fue a España y firmo la Capitulación de Toledo. Estuvo un año en Santo Domingo como regente de la Real Audiencia y luego se enroló en las huestes de Pizarro. Cuando éste en 1532 emprendió el viaje a Cajamarca, se quedó en san Miguel de Tangarará pero se integró a la tropa conquistadora y estuvo presente en la captura del inca. Intervino en todos los hechos de la conquista. Inició la evangelización en San Miguel.

   

 

 

FRAY DOMINGO DE SANTO TOMÁS

Frayle dominicano nacido en Sevilla. Llegó al Perú en en 1540, haciendo labor  misional en el norte donde fundó conventos. Cooperó en la fundación de la universidad de San marcos. Fue provincial y vicario general de la orden de Santo Domingo en el Perú. Se preocupó mucho por desarrollar la evangelización.

Fue un gran defensor de los indios y combatió los abusos de los encomenderos. Hizo conocer al rey de España lo mal que se trataba a los indios. Estudió el quechua. Fue nombrado obispo de la ciudad de La Plata en Argentina y allí murió en 1570.

   

 

 

 

LA VIRGEN DE LAS MERCEDES

El mercedario Miguel de Orenes, fue el que se encargó de realizar los oficios religiosos en la fundación de San Miguel de Tangarará.

Cuando Pizarro partió a Cajamarca en septiembre de 1532, el padre Orenes se queda en San Miguel iniciando la evangelización de los indios tallanes.

En 1533 Orenes funda en Paita el templo y el convento de La Merced. A partir de entonces los indios tallanes de Paita fueron devotos de la Virgen, lo cual continúa en la actualidad

 

   

 

 

BAUTIZO DE NIÑO INDIO

Bautizar a los niños indios recién nacidos fue parte importante del proceso de evangelización en el Perú. Este acto tenía gran significación para los religiosos de la conquista y la colonia. No era muy comprendido por los indios pero se sometían sin mayor resistencia, porque se sentían atraídos por el ceremonial.

El cronista indio Guaman Poma de Ayala muestra un dibujo de lo que era el acto del bautismo.

   

 

 

EXTIRPACIÓN DE IDOLATRÍAS

Portada del libro "La extirpación de la idolatría en el Perú" escrito por el jesuita Pablo Joseph de Arriaga en 1621.

Arriaga nació en Viscaya (España) en 1564 y murió en 1622 cuando el barco en que iba se hundió en el Caribe.

Vino al Perú en 1585 y se dedicó intensamente a labores de evangelización

El Papa distinguía entre idólatras y herejes. Para él los indios americanos eran idólatras y no eran posibles de sanción, sino que debían ser convertidos mediante las misiones y la evangelizaci.on.

En cambio quien  práctica de la doctrina protestante era considerado hereje  y sancionado por la Inquisición

En realidad las idolatrías no pudieron ser totalmente desarraigadas en la colonia

   

 

 

ENCOMENDERO ESPAÑOL

Cuando Pizarro firmó la capitulación de Toledo, el emperador Carlos V no le había concedido autorización para otorgar repartimientos y encomiendas, no obstante que en forma reiterada se lo había pedido.

Colón, en cambio, si tuvo esa autorización. Pero Pizarro después de la fundación de san Miguel y sin tener facultades otorgó las primeras encomiendas.

Entre los vecinos que quedaron en San Miguel, procedió Pizarro a repartir tierras que habían sido de los indios y a encomendar indios, con el pretexto de que los protegieran y les enseñaran los preceptos de la religión católica.

El encomendero se volvió un explotador de los indios.

En 1533, el emperador otorgó a Pizarro la facultad de encomendar indios

   

 

 

LOS ESPAÑOLES FUNDARON HOSPICIOS

En la capitulación de Toledo, el emperador dispuso que cuando Pizarro fundase o poblase una ciudad debía también fundar un hospicio para indigentes.

Pizarro cumplió con fundar el hospital de San Miguel en una muy modesta cabaña y sin recursos por lo cual casi no funcionaba. Dos años màs tarde el monarca expide una cédula real otorgándole más recursos. Pero se duda que el hospital haya funcionado normalmente en san Miguel, aunque se puede asegurar que en Piura (Pirhúa) si funcionó con el nombre de Santa Ana.

   

 

 

OBSEQUIAN VÍRGENES DEL SOL A SOTO

Cuando las tropas españolas llegaron a Pirhúa, Pizarro ordenó a Soto que con soldados de caballería ingresara a la serranía. Fue así como Soto visitó la ciudad de Caxas y luego Huancabamba que era más grande. En Caxas pudo ver Soto, una gran cantidad de partidarios de Huáscar colgados de los árboles por los de Atahualpa. El curaca de Caxas lo recibió bien a Soto y le ofreció algunas vírgenes del Acllahuasi para su servicio, violando las leyes indias.

 

   

 

 

MARCHA A CAJAMARCA

 

El 24 de septiembre de 1532 Pizarro partió rumbo a Cajamarca, con un número de de personas que no se ha podido establecer exactamente, pero que se supone fueron 179

Luego de llegar al valle del Piura y seguir su curso río arriba ingresaron a la cordillera de los Andes y se asombraron de las altísimas montañas y de la gran cantidad de acantilados que tuvieron que atravesar, donde pudieron ser atrapados por los indios.

Cruzaron puentes colgantes y se asombraron del gran tamaño de los cóndores

   

 

 

VALVERDE FRENTE A ATAHUALPA

En la tarde del 16 de Noviembre de 1932, el Inca Atahualpa con gran séquito entró a la plaza de Cajamarca para entrevistarse con Pizarro

Salió a recibirlo el dominico Vicente Valverde con una Biblia. Dijo que iba como amigo para predicar el Evangelio en sus dominios y para predicar  el culto al verdadero Dios.  Le hablo del Emperador Carlos V y le pidió se hiciera su vasallo.

Para transmitir eso al Inca se valió de un intérprete. El Inca no entendió nada, pero intuyó de que se trataba y se llenó de indignación.

Este pasaje es representado por el cronista indio Guaman Poma de Ayala.

   

 

 

LA CAPTURA DE ATAHUALPA

El Inca arrojó la Biblia al suelo ante lo cual Valverde hizo señal a Pizarro de que debían de atacar. Alguien gritó ¡ Santiago¡ y de inmediato como un impetuoso torrente la caballería española hizo su aparición en la plaza tocando cornetas, mientras que se disparaba un cañonazo. Los indios tomados de sorpresa fueron presas de pánico y como el miedo es contagiante, se produjo un caos en la plaza. Los soldados de caballería con el sable hicieron matanza de indios y se dirigieron  hacia las andas de Atahualpa, lo derribaron y capturaron. Hay algunas versiones de que en el brindis que el día anterior los españoles ofrecieron a los capitanes de Atahualpa les pusieron un brebaje, que casi los inutilizó para el día siguiente. 

   

 

 

CUARTO DEL RESCATE

El Inca ofreció a Pizarro a cambio de su libertad, llenar con oro un cuarto hasta donde alcanzara su mano y dos cuartos con plata. El Conquistador aceptó. Atahualpa dio orden que  de todas partes del imperio se llevara el oro a Cajamarca, y empezaron a llegar primorosos objetos, consistentes en vasijas, platos, ídolos todos del precioso metal. Los españoles  llevados por la codicia, no quisieron esperar hasta que el cuarto se llenara y decidieron hacer el reparto, para lo cual fundieron todos los objetos y los redujeron a barras. De esa forma desaparecieron objetos valiosísimos, pero ¡ que  se podía esperar de gente tan ignorante¡

Cuando el reparto se hizo, los antes desarrapados soldados españoles, se convirtieron de la noche a la mañana en hombres ricos

Pero Pizarro, siguiendo la política llena de doblez que siempre usó, no cumplió con dar libertad al inca y lo hizo ejecutar.

   

 

 

ATAHUALPA RUMBO AL PATÍBULO

Inca sabiendo que tenía que vérselas con gente de la peor calaña, se resignó a  morir pero manteniendo en todo momento su altivez, sin rogar, ni disminuirse. Pero la muerte por la hoguera a que lo habían condenado un falso tribunal  era algo que resultaba indignante a su condición de monarca. Por eso aceptó ser bautizado con el nombre de Juan, para convertirse, simbólicamente sin duda, al catolicismo y que la muerte le fuera conmutada por la de garrote por ahorcamiento. Ya como católico fue asistido hasta el último momento por los frailes dominicos que acompañaba a Pizarro.

   

 

   

LA MUERTE DE ATAHUALPA

 

 En el dibujo que damos, el cronista Guaman Poma de Ayala, nos muestra como pudo ser la muerte del Inca Atahualpa. Como se aprecia en el cuadro, pone en escena no sólo a los verdugos, sino también a un religioso con el símbolo sagrado de la cruz.

 

   

 

 

LOS FUNERALES DE ATAHUALPA

El cuadro que mostramos es uno de los óleos más famosos del pintor piurano Luis Montero.

Pizarro hipócritamente dispuso que a Atahualpa se le hicieran solemnes funerales como le correspondían a un gobernante. Su cuerpo fue llevado al palacio que se había convertido en Iglesia y allí se celebraron solemnes honras religiosas a la que Pizarro asistió vestido de riguroso luto.

El cuadro de Montero es patético y muestra como desconsolados súbditos del Inca se entregan a desesperadas escenas de dólar, mientras que en torno al cadáver hay españoles, nobles indios y frailes dominicos y mercedarios. 

   

 

 

RUMIÑAHUI

 Fue uno de los tres grandes capitanes de losa ejércitos de Atahualpa, Los otros eran Chacuchimac y Quizquiz,

Cuando se produjo la captura del Inca era el jefe de la plaza de Cajamarca. Ha sido un misterio el porque no actuó porque era un jefe muy valiente. Algunos piensan que había sido uno de los dopados el día anterior.

Para Rumiñahui resultaba increíble que todo el poderosos imperio se hubiera derrumbado en pocas horas y la gran fuerza militar que había en Cajamarca reducida a nada. El Inca cautivo le encomendó que hiciera el reclutamiento del oro en la zona de Quito y hacia allá marcho Rumiñahui con Tito Austauchi, el hermano de Atahualpa. Cuando ambos se encontraban en el reino de Quito supieron la ejecución de Atahualpa, el príncipe Tito Austauchi. Entonces aceleró su marcha a Cajamarca, ya abandonada por Pizarro, ejecutó a los españoles que allí encontró y se robó el cadáver del inca que llevó al reino de Quito.

   

 

 

Atahualpa  

 La fotografía muestra un óleo de origen ecuatoriano  del  Inca. Se le ve en actitud enérgica. Era hijo de Huayna Capac, pero sobre su madre y el exacto lugar de su nacimiento hay muchas versiones, hasta dicen que fue cusqueño.

Se empeñó en una guerra muy cruel contra su hermano Huáscar por la posesión total del imperio, y sus generales se encontraban ya en cercanías del Cuzco, cuando los españoles llegaron a Cajamarca. Por eso, Atahualpa no tuvo la suerte de conocer el Cusco, como tanto lo había deseado.

Sumamente  perspicaz, se dio cuenta que Pizarro era analfabeto, mientras que muchos capitanes españoles como Soto y Hernando Pizarro eran ilustrados. Tuvo la mala ocurrencia de poner a prueba a Pizarro, por lo que éste se sintió humillado y se acrecentó su encono contra el Inca. 

   

 

 

PEDRO DE ALVARADO

Fue uno de los capitales españoles más distinguidos que acompañó a Hernán Cortés en la Conquista de México. Luego por su cuenta siguió actuando en la conquista de América Central.

En la creencia de que el poderoso y rico reino de Quito no estaba dentro de la jurisdicción de Pizarro, armó una gran escuadra y un poderoso ejército y desembarcó en las costas ecuatorianas. Se le ocurrió penetrar de frente y tuvo que atravesar la cordillera y tupidas selvas, lo que le causó muchas penalidades, gran cantidad de bajas y sobre todo lo atrasó, de lo que aprovecharon Almagro y Benalcázar que siguiendo otra ruta llegaron primero a Quito. Ante tal situación, Alvarado vendió su ejército y su escuadra a Almagro por una elevadísima suma.

   

 

 

QUISQUIS CONTRA ALMAGRO

Era Quizquiz, uno de los tres más grandes generales de Atahualpa. Los otros eran Chacuchimac y Rumiñahui.  Cuando el Inca cayó preso en Cajamarca, se encontraba Quizquiz al frente de la  vanguardia del ejército de Atahualpa que acababa de vencer a Huáscar y se preparaba a capturar el Cusco. En ese momento llegaron los españoles al escenario de la guerra  del sur, con Almagro y  la caballería de Soto al que enfrentó Quizquiz lo mismo que al Capitán Gabriel Rojas, siendo derrotado.  Entonces el general indio pensó que nada tenía que hacer en ese escenario de la guerra y como tenía noticias que le llevaban los chasquis, que en el reino de Quito, se estaba combatiendo, allá se dirigió a pie, caminando día y noche llegando a Riobamba antes que Almagro que hizo el mismo recorrido a caballo. ¿Cómo hizo este noble indio para caminar en forma tan veloz?.  Cuando llegó a Quito, ya el general indio Rumiñahui estaba abandonando la lucha contra los españoles, por lo cual Quizquiz reinició la resistencia, siendo vencido por la combinación de las fuerzas de Benalcázar con las de Almagro. Después fue asesinado en un a reyerta de curacas.

   

 

 

Marcha de Almagro a Chile

El Emperador Carlos V para hacer justicia  creó para Almagro la Gobernación de Nueva Toledo, al sur de la Gobernación de Nueva Castilla de Pizarro.

Por desgracia, no se precisaron los límites entre una y otra gobernación,  y los antiguos socios entraron en muy profundas discrepancias por la posesión del Cusco, diferencias que los hermanos de Pizarro alentaron interesadamente.

Almagro, sencillo y crédulo, creyó que al sur y dentro de su gobernación habían tierras y ciudades muy ricas y entonces decidió emprender su conquista, organizando un ejército mucho más poderoso del que tuvo Pizarro para enfrentar a Atahualpa. Pero Almagro tuvo que marchar por dilatadas, desoladas y muy frías tierras, sin las riquezas que había imaginado, y enfrentar a los indómitos indios araucanos. Ese es el primer episodio de la conquista de Chile, que fue un fracaso.

Cuando Manco Inca se sublevó en el Cusco contra los españoles, la rebelión prendió en toda la Gobernación de Nueva Castilla. La ciudad de Lima fue también cercada, y Pizarro pasó grandes apuros. Parecía que la Conquista iba a naufragar y por eso Pizarro envió a Panamá, a Trujillo y a Piura a las mujeres y a los niños.

   

 

   

LIMA CERCADA POR INDIOS REBELDES

 

El príncipe Tito Yupanqui con 40,000 indios desde mayo de 1536, era el que estaba al frente del cerco.                          Repentinamente, los indios levantaron el sitio y Lima se salvó. Se dijo que San Cristóbal  había intervenido en la lucha a favor de los cristianos.              

   

 

 

MANCO INCA SE SUBLEVA EN EL CUZCO

Cuando Almagro partió a Chile, en el Cusco quedó como aparente gobernante del Imperio Manco Inca. También en el Cusco se encontraban los hermanos Pizarro, seguramente mantenidos allí en forma interesada por Francisco Pizarro, para sostener la posesión de la ciudad. Los Pizarro siempre habían sido abusivos y prepotentes, y por eso no  debió llamar la atención, que cometieran atropellos contra Manco Inca haciendo burla y escarnio de su autoridad a la que desconocieron. Cansado el Inca de tan situación, se sublevó  en enero de 1536, y con 200 mil indios puso cerco a la ciudad del Cuzco, tomando la fortaleza de Sacsahuamán. La ciudad era defendida por sólo 200 españoles y los indios casi llegaron a incendiarla en su mayor parte y penetraron en sus calles pero los españoles desde el centro de la ciudad se defendieron.  Estaban en eso, cuando Almagro llegó de Chile, y Manco Inca trató de atraerlo a su bando, pero Almagro siempre fiel a Pizarro, no aceptó y rompió el cerco

   

 

 

ESCUDO DE SAN MIGUEL

El 7 de diciembre de 1537 el emperador Carlos V mediante cédula real otorgó escudo a la ciudad de San Miguel.

Nunca durante la colonia se usó en documentos oficiales el escudo y cayó en el olvido.

En 1783, el obispo de Trujillo Martínez Compañón elaboró un plano de Piura y colocó un escudo, que nada tenía que ver con el original.

En 1993 el Dr. Guillermo Lecca revisando el archivo Pinal Ducal de Alba encontró una trascripción de la cédula real y el diseño del escudo que estamos presentando en esta ilustración.

   

 

   

EL ESCUDO DE PIURA

 

La Municipalidad que en 1933 presidía don Emilio Vignolo, mandó hacer un sello con el escudo de Piura. Era la primera vez que se oficializaba un escudo. Como es lógico suponer, estaba muy lejos de ser el escudo oficial que por entonces no se conocía. Pero valía la buena intención.

   

 

 

SEBASTIÁN BENALCÁZAR  

 Fue uno de los más destacados capitanes de Pizarro. También era analfabeto y de niveles sociales muy bajos. Se enroló en las huestes de Pedro Arias Dávila, que había sido nombrado Gobernados de Panamá. Viajó con Hernando de Soto. En América se hizo notar por su valor y pronto logró lo nombrasen capitán.

 Cuando Pizarro y el resto de españoles estaban empeñados en tomar el Cusco y luchaban contra las fuerzas que allí tenían los generales de Atahualpa, se supo que con una poderosa  escuadra, y con un ejercito y una caballería  muy numerosas, había desembarcado en las costas del reino de Quito, el  Mariscal Pedro de Alvarado que se había distinguido en la Conquista de México Eso alarmó a Pizarro que envió a San Miguel de Tangarará a Benalcázar, el cual armó un ejercito, penetró en el reino de Quito, adelantándose a Alvarado y luego con Almagro fundaron Riobamba y la ciudad española de Quito. Años más tarde Benalcázar fue el Conquistador de lo que ahora es Colombia-

   

 

 

GONZALO PIZARRO  

Era uno de los hermanos menores de Francisco Pizarro y al igual que el Conquistador, hijo natural pero en diversa madre. De todos los Pizarro que llegaron al Perú, sólo Hernando era hijo legítimo.

Era Gonzalo de gallarda presencia y muy valiente, siendo el hermano mas querido del Conquistador, que lo nombró Teniente  Gobernador de Quito y luego lo autorizó a iniciar la conquista de el fabuloso El Dorado, que fue un terrible fracaso.

 

   

 

 

FRANCISCO DE ORELLANA

Capitán español que fue nombrado por Pizarro teniente gobernador de Guayaquil bajo las órdenes de su hermano Gonzalo. Cuando éste inició la conquista de El Dorado,  se le sumó después Orellana, sufriendo las mismas grandes penalidades que Gonzalo en la espesa selva.  Gonzalo dispuso que Orellana con  una partida de soldados y un pequeño barquito que habían construido explorase la selva y los ríos. Orellana avanzó tanto, que luego creyó no convenía volver y continuó navegando, llegando así al río Amazonas que recorrió hasta su desembocadura. Se le considera por lo tanto el descubridor  del gran río. Mientras tanto, el abandonado Gonzalo Pizarro tuvo que retornar a Quito, con los pocos sobrevivientes.

   

 

 

çASESINATO DE FRANCISCO PIZARRO  

 Indudablemente que Pizarro se había portado muy mal con su socio Almagro y había permitido que sus hermanas hicieran un remedo de juicio y  lo ejecutaran, En realidad fue un verdadero asesinato. Como Almagro era muy querido y dejó muy fieles partidarios, estos juraron vengar su muerte

Los almagristas de Lima pasaban gran pobreza, y ni ellos ni el hijo de Almagro el joven Diego, querían recibir nada de Francisco Pizarro..

El domingo 26 de junio de 1541 se encontraba Pizarro almorzando con una veintena de personas entre ellas el Alcalde de Lima, cuando un grupo de almagristas encabezados por Juan de Rada, atravesaron la plaza gritando ¡muera el tirano¡ e ingresando violentamente a Palacio,  mataron a dos pajes,. La mayor parte de los asistentes huyó cobardemente. Solo quedaron el Capitán Gómez y su hermano materno Martín de Alcántara que murieron en la pelea. Después Pizarro recibió una estocada mortal en la garganta, cae al suelo y lo acribillan

   

 

 

CRISTOBAL VACA DE CASTRO

Nació en 1492 en la población española de Izagre.

Cuando era oidor de la Real Audiencia en Valladolid, se conocieron en España las rivalidades entre Pizarro y Almagro.

El rey lo envió al perú para que actuara como juez, pero al conocerse la muerte de Almagro y en previsión de que Pizarro también hubiera muerto, se le autorizó  asumir la gobernación. Cuando estaba camino al perú, supo de la muerte de Pizarro y que Almagro el Mozo había sido nombrado gobernador. Ingresó a Lima y luego venció a Almagro el Mozo en Chupas y lo hizo decapitar.

Entregó el mando al virrey Blasco Núñez de Vela 

 

 

 

 

FRANCISCA PIZARRO

La ilustración que observamos fue publicada recientemente por la historiadora María Rostwotowski.

Francisca fue hija del conquistador Pizarro con la princesa Inés Huaylas, hermana de Atahualpa. Fue legitimada por su padre y al morir éste, viajó con su hermano Gonzalo a España en compañía del capitán Francisco de Ampuero.

Vivió en Trujillo, España, en casa de su tía la viuda de Martín Alcántara y en 1551 se casó con su tío Hernando Pizarro, que era mucho mayor que ella, y estaba preso en el castillo de la Mota de Medina del Campo.

Cuando enviudó se casó con Pedro Arias.